The Economist usó la definición de locura de Einstein para criticar al Gobierno argentino

0
62
the-economist-uso-la-definicion-de-locura-de-einstein-para-criticar-al-gobierno-argentino

La revista británica The Economist publicó un duro editorial contra el Gobierno argentino por las medidas económicas y los controles de precios. Para dejar en claro su postura, el medio usó la definición de locura que hizo Albert Einstein.

“La definición de insania, supuestamente dijo Albert Einstein, es hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado diferente”, arrancó la columna que se puede observar en la página web de la revista en la sección “The Americas”.

En esa línea, The Economist sigue: “El gobierno peronista de Argentina parece encontrar esta simple regla tan desconcertante como otros encuentran la teoría general de la relatividad”. En esa línea, menciona la decisión del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, de congelar el precio de 1.432 productos alimenticios.

Para The Economist, le será “duro” gobernar a Alberto Fernández tras el resultado de las PASO

“Su apéndice de 881 páginas establece hasta la última fracción de peso el precio máximo de cada producto en cada una de las 24 provincias del país”, dice y habla de los datos de la inflación que en septiembre fue del 3,5%, justo antes de las elecciones.

Asimismo, la publicación comentó: “La lección que extrajo Cristina Fernández de Kirchner, la poderosa vicepresidenta que ocupó el máximo cargo de 2007 a 2015, fue que el gobierno había intervenido muy poco en la economía. Es el propio gobierno la razón por la que Argentina tiene la inflación más alta de todas las economías más grandes del mundo (salvo Venezuela, cuyo gobierno es aún más adicto a los controles)”. También cita al expresidente del Banco Central, Federico Sturzenegger y critica que “la incapacidad para alcanzar un acuerdo con el FMI le impide el acceso al crédito internacional, por lo cual financia su déficit fiscal básicamente emitiendo dinero”.

“El país ha estado aquí antes. La inclinación del peronismo por el proteccionismo, los subsidios y la sujeción del tipo de cambio significa que Argentina sufre déficits fiscales crónicos y escasez de divisas. Entonces, ¿por qué repetir una receta fallida?“, se preguntó la revista.

The Economist ubicó a la Argentina en los últimos puestos de su “índice de normalidad global”

Para luego contestarse: “La lectura del sector kirchnerista es que representan intereses que se benefician de la protección (industriales establecidos), o son mitigados por subsidios (los pobres). Los controles aseguran una especie de estabilidad, evitando la hiperinflación”. La publicación denominó al objetivo de estas medidas como “estabilidad artificial”.

También cuestionó que “los salarios han aumentado menos que la inflación en ocho de los últimos diez años y los argentinos se estaban volviendo cada vez más pobres incluso antes de la pandemia”.

El artículo, además, ante estos controles y desconfianza, dice que “los que pueden envían su dinero afuera, lo que se refleja que en los reciente Pandora Papers la Argentina es el tercer país del mundo en cantidad de beneficiarios de compañías offshore”.

Según un informe, en los primeros 15 días de octubre se emitieron 7,6 millones de pesos por minuto

¿Puede el gobierno mantener el control hasta las próximas elecciones presidenciales en 2023?”, se preguntó la revista al tiempo que definió a Alberto Fernández como “el presidente proxy instalado por la señora Fernández, ha perdido credibilidad por su mal manejo de la pandemia y porque, mientras imponía “medidas draconianas”, mantuvo en Olivos una fiesta de cumpleaños de su pareja”.

Por lo que, para la nota, perder las elecciones generales para el Gobierno podría ser “un golpe más”, pero que “aún puede haber margen para salir adelante, especialmente si el gobierno llega a un acuerdo con el FMI”.

“La gran pregunta es si los argentinos se han cansado por fin de las políticas fallidas de los kirchneristas”, se preguntó la revista, pero también cuestionó a Mauricio Macri que “levantó los controles e impulsó cierto crecimiento de corto plazo, pero fue muy lento para reformar el Estado, lo cual terminó provocando una corrida contra el peso y una poda tardía del déficit fiscal”.

Por último, The Economist cita a Máximo Kirchner, quien dijo que “el pueblo no puede aguantar más austeridad”. “Sus políticas ofrecen un empobrecimiento más lento pero inexorable sin ninguna esperanza de crecimiento. Los argentinos pueden llegar a darse cuenta de eso”, concluyó el artículo.

ED

También te puede interesar