Después de las elecciones, el Gobierno insistirá con la convocatoria a la oposición, empresarios y gremios “para un gran acuerdo”

0
52
despues-de-las-elecciones,-el-gobierno-insistira-con-la-convocatoria-a-la-oposicion,-empresarios-y-gremios-“para-un-gran-acuerdo”

Cuando baje la espuma electoral y siempre que el resultado que arrojen las urnas el 14 de noviembre no desate una crisis interna en el Frente de Todos como tras las primarias, el Gobierno retomará la idea de convocar al diálogo a la oposición, empresarios, gremios y sectores académicos, para discutir políticas de Estado, que excedan los dos años de mandato que le restan a Alberto Fernández, y pavimentar el terreno político para fortalecer la negociación con el Fondo Monetario Internacional.

Aunque el vínculo entre el Gobierno y la oposición luce más tenso que nunca por la campaña, incluso entre dirigentes que nunca habían cortado el diálogo, y la Casa Rosada protagonizó una avanzada contra empresarios con un congelamiento de precios sin acuerdo bilateral, así lo confiaron a Clarín altas fuentes de los distintos sectores del Frente de Todos y lo confirmó la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti.

El primero que había planteado públicamente la posibilidad de una convocatoria al diálogo fue el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, cuando semanas atrás anunció públicamente que, “terminada la elección, desde el gobierno se va a convocar a un acuerdo con la oposición, empresarios y trabajadores”.

“No es que se me ocurre a mí, el Presidente tiene la decisión de hacerlo. Lo hablé con la Vicepresidenta. Germinó a partir de una idea que, en su momento, Máximo (Kirchner) planteó por el tema de la deuda”, explicó en una entrevista con Infobae, en la que habló de un acuerdo de “diez puntos”, entre los que mencionó el acuerdo con el FMI, el endeudamiento, la reducción de la pobreza, el desarrollo económico, la generación de empleo y la educación. 

Sin embargo, un día más tarde, la portavoz Cerruti había relativizado esa iniciativa, al señalar que el Presidente “no” convocaba “a ningún consenso para el 15 de noviembre”, y puntualizar que se trataba de “una iniciativa de Massa”. 

Pero ahora parece volver a tomar forma. “Después de la elección este Gobierno va a seguir gobernando, pero creemos que es importante hacer una convocatoria a todos los sectores para hablar sobre los grandes problemas que sufre la Argentina”, expuso uno de los funcionarios más importantes que rodean al Presidente. 

“Hay que sentar en una mesa a la oposición con representación parlamentaria, a los empresarios, a los trabajadores, a académicos, a todos… Hay que dialogar, discutir y tratar de llegar a un acuerdo. La situación de la Argentina es muy delicada y cada uno tiene que hacer su aporte”, es el argumento que se escucha puertas adentro, fuera del ruido de campaña.

Al mismo tiempo, Cerruti, que admitió ante El Cronista haber cometido un “embrollo” con sus palabras, este sábado en diálogo con Clarín rectificó sus dichos y confirmó la posición oficial: “El Presidente sostiene que siempre estuvo y está convocada la oposición, también los sindicatos y empresarios. Ya se trabajó de esta manera en el inicio de la pandemia y en el marco del Consejo Económico y Social, donde hay una cantidad de leyes y proyectos que se llevaron adelante”, aseguró desde Roma, donde acompaña al Presidente en la cumbre del G20.

Y agregó que “después de las elecciones van a seguir estando convocados a un gran acuerdo para tratar los temas importantes de la Argentina”.

Sobre este tema también hablaron el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el titular de la CGT, Héctor Daer, en la reunión que este viernes mantuvieron en Casa Rosada. 

Pero es cierto que hasta los dirigentes más moderados hoy protagonizan cruces. Incluso aquellos a quienes los une una amistad desde hace décadas, como Massa y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Esta semana, por caso, la primera candidata a diputada del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, llegó a acusar de pergeñar un “golpe blando” contra el Gobierno.

Aunque en la Casa Rosada no se hicieron cargo de esa frase y aseguraron que “habló por ella sola” y circunscribieron las “actitudes desestabilizadoras” a “un grupo chico de dirigentes”, vinculados al anillo que rodea al ex presidente Mauricio Macri, resulta complejo imaginar en este contexto que esa convocatoria sea contundente para tener éxito.

En ese contexto, cuál será la postura de Cristina Kirchner es clave. Quienes la frecuentan aseguran que “todas las partes del Gobierno están en sintonía” con esa iniciativa. “Es totalmente necesario“, admiten. Y recuerdan que, en su discurso en el acto de la ex ESMA con La Cámpora, la vicepresidenta habló de “un acuerdo entre el capital y el trabajo”.

Desde hace meses, Máximo Kirchner, viene hablando en privado con dirigentes opositores sobre el acuerdo con el FMI. El jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados cree que es importante que el grueso de la dirigencia “se muestre junta” para fortalecer la negociación y, con extremo recelo para que no haya filtraciones que expongan a sus interlocutores en plena contienda electoral, por lo bajo impulsa charlas en ese sentido. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA