Kristalina pidió “fuertes políticas” para abordar “importantes desafíos”

0
33
kristalina-pidio-“fuertes-politicas”-para-abordar-“importantes-desafios”

“Tuvimos una buena reunión con el Presidente”. Con esas palabras, Kristalina Georgieva, la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), describió ayer su encuentro con el mandatario argentino, Alberto Fernández, en el marco del G20 en Roma, Italia. “Acordamos que nuestros equipos deben trabajar juntos e identificar fuertes políticas para abordar los importantes desafíos económicos de Argentina”, afirmó la economista búlgara en redes sociales.

“Los dos equipos van a reunirse y van a revisar cuidadosamente lo que debe hacerse”, dijo también Georgieva en diálogo con TN, en relación con las negociaciones para refinanciar el crédito de 44 mil millones de dólares que contrajo la gestión presidencial de Mauricio Macri.

En la reunión, que duró noventa minutos en la embajada argentina en Roma, Alberto Fernández estuvo acompañado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. Georgieva, en tanto, participó junto a la subdirectora del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Julie Kozack, y el segundo del FMI, Geoffrey Okamoto.

Durante el encuentro, discutieron la posibilidad de impulsar en el directorio del Fondo Monetario el debate sobre la reducción de los sobrecargos que cobra el organismo a los países deudores. Según informó Bloomberg, un borrador del comunicado final del G20 incluiría esa posibilidad, lo que facultaría a Georgieva a elevar la cuestión ante el board del FMI.

Se trata del segundo encuentro que el Presidente mantuvo con la directora gerenta del Fondo en los últimos seis meses, luego del que registraron el pasado 14 de mayo. En aquella oportunidad coincidieron en llegar a un acuerdo “lo más rápido posible” sobre la renegociación de la deuda, sin que se le “exija mayores esfuerzos al pueblo argentino”.

La evolución de la economía argentina en 2022 está atada a la reestructuración de la deuda con el FMI. El Gobierno no puede afrontar los vencimientos por 19 mil millones de dólares previstos para el año que viene. Por eso, negocia contrarreloj, con reservas netas en caída, un nuevo calendario de pagos.

También te puede interesar