Una estrella de la NFL manejaba a 250 kilómetros por hora, ocasionó un choque y provocó la muerte de una mujer y su perro

0
39
una-estrella-de-la-nfl-manejaba-a-250-kilometros-por-hora,-ocasiono-un-choque-y-provoco-la-muerte-de-una-mujer-y-su-perro

Conmoción en el futbol americano y en todo el deporte de los Estados Unidos. El joven receptor Henry Ruggs III, de los Raiders de Las Vegas, una de las franquicias más populares de la NFL, se encuentra detenido por la policía de esa ciudad luego de protagonizar un trágico accidente de tránsito en el que murió una mujer y su perro.

Ruggs, de 22 años, manejaba su vehículo, un Chevrolet Corvette, junto a su novia, cuando impactó de lleno con la parte trasera de otro coche, un Toyota Rav4, que por el impacto voló por el aire y se prendió fuego de manera inmediata, provocando la muerte de su conductora, una joven de 23 años llamada Tina Tintor, que viajaba acompañada de su mascota.

El Toyota RAV4 en el que viajaba la víctima, carbonizado. Detrás, el Chevrolet Corvette de Ruggs III. Foto: Ethan Miller/Getty Images/AFP.

El siniestro ocurrió pasadas las 3 y media de la mañana del martes 2 en una calle céntrica de la llamada Ciudad del Pecado, como se conoce a Las Vegas. Cuando la policía llegó al lugar se encontró al auto de Tintor en llamas, a unos 150 metros del lugar en que se produjo el choque con Ruggs, lo que daba cuenta de la velocidad a la que viajaba el deportista.

Mientras las pericias trabajaban y el futbolista era sometido a tests de rutina para chequear si se encontraba bajo la influencia de algún tipo de droga o alcohol, el equipo de Las Vegas Raiders anunció oficialmente que Ruggs había sido despedido. La NFL trabaja desde hace años contra este tipo de conductas temerarias y entre los muchos programas que llevan adelante ofrecen por ejemplo un servicio especial para sus deportistas, con choferes para asistirlos sin importar la hora ni el lugar, como explican en Estados Unidos.

Esta mañana se determinó que el auto que manejaba Ruggs viajaba a 156 millas por hora (más de 250 kilómetros por hora) justo antes del choque, y más precisamente su velocímetro registraba 127 millas por hora (más de 200 kilómetros por hora) al momento en que se activaron los airbags de su Chevrolet. A su vez, el análisis de su sangre determinó que el joven duplicaba el límite de alcohol permitido para conducir y cuando se registró su coche se encontró también un un arma de fuego.

El Chevrolet Corvette propiedad de Henry Ruggs III. Foto: Steve Marcus/Las Vegas Sun via AP.

De acuerdo a la policía, la mujer del Toyota quedó atrapada por la butaca de su coche, lo que terminó decretando su muerte, y su cuerpo recién pudo ser retirado del habitáculo cuando llegaron los bomberos y extinguieron el incendio.

Este miércoles, un juez de Las Vegas fijó la fianza de Ruggs en 150 mil dólares, le pondrán una tobillera para seguir su ubicación, tiene prohibido manejar y debe entregar su pasaporte a la espera del juicio. Antes de hacerlo, el magistrado reconoció que era la primera vez que recibía un caso de ese tipo en el que un auto viaja a tan alta velocidad. La fiscalía había pedido que la fianza fuera de 1 millón de dólares y los abogados de Ruggs aceptaron la fianza.

El ex Raiders y su novia fueron trasladados a un hospital en el que están tratando sus heridas, que no son de riesgo.

Si se termina comprobando en la corte que manejaba bajo la influencia de alguna sustancia prohibida o de alcohol, le espera una condena que va de los 2 hasta los 20 años de prisión efectiva, por lo que se estima que esta tragedia de la que fue responsable marcará el fin de su promisoria carrera.

Ruggs llegó a los Raiders como su primera selección del Draft de 2020 (12 en el global) con el aura de una verdadera estrella, a cambio de un contrato de 16 millones de dólares por cuatro años​ que difícilmente termine cobrando. Proveniente de la Universidad de Alabama, era considerado un elemento clave para una franquicia que en los últimos años se mudó a Las Vegas, en una inversión faraónica que incluyó la construcción del estadio Allegiant Stadium, a cambio de unos 1.800 millones de dólares.

Henry Ruggs III, el número 11 de Las Vegas Raiders. La franquicia decidió despedirlo. Foto: Ethan Miller / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA