Airbag, al Gran Rex con disco nuevo: la banda que nació con el siglo pero reivindica su espíritu “setentista”

0
32
airbag,-al-gran-rex-con-disco-nuevo:-la-banda-que-nacio-con-el-siglo-pero-reivindica-su-espiritu-“setentista”

Parece mentira, pero hoy resulta extraño escuchar a una banda de rock como Airbag hablar de un flamante disco nuevo, una presentación oficial en un teatro y los planes para salir de gira por el país y el exterior. Es que durante larguísimos meses se cortó todo lo que formaba parte de la dinámica habitual del mundo de los músicos.

Por suerte se vive una suerte de regreso a la normalidad, y el combo de los hermanos Sardelli es un ejemplo perfecto: el grupo acaba de lanzar Al parecer todo ha sido una trampa, con muchísimas canciones nuevas que suman una hora, el equivalente a un álbum doble en las épocas del vinilo.

Lo van a presentar este fin de semana, del viernes 5 al domingo 7 de octubre, en el Teatro Gran Rex, la misma sala donde mostraron su primer CD en 2004. Luego tocarán en Rosario, Córdoba y Montevideo, mientras planifican una gran gira por el exterior en 2022.

después del parate obligado por la pandemia, los Airbag vuelven a salir a escena con nuevas canciones. Foto: Fernando de la Orden

Tiempo de retomar la senda

“Teníamos una mega-gira armada -recuerda Patricio “Pato” Sardelli- pero se postergó por la pandemia, así que ahora es un buen momento para retomar todo eso para el año que viene porque muchísimos shows quedaron pendientes”.

Sentados en un cómodo sofá de un moderno restaurant de Palermo Hollywood, Pato, Guido y Gastón cuentan que la duración de un recital de Airbag puede ser de una hora y media, dos horas, o incluso más de tres horas, como ocurrió años atrás en Obras.

“La verdad -dice Pato- es que va variando de acuerdo al ánimo y la energía de la gente. Todo afecta a tu forma de tocar, porque lo que hacemos es muy orgánico y en general armamos la lista de temas en el momento. Tratamos de mantener el espíritu setentoso que tanto nos gusta, el de la improvisación.”

“En el último concierto grande que hicimos, que fue el Cosquín Rock, vimos que el día estaba espectacular y se nos ocurrió abrir con un tema de Hendrix, que no estaba planeado. Así sucede todo el tiempo”, completa.

El disco Al parecer todo ha sido una trampa es un gran despliegue del estilo Airbag y los tres hermanos están orgullosos del resultado. El primer anticipo fue Como un diamante, que salió tres años atrás y se convirtió en un poderoso y adictivo hit.

Luego salieron Así de fácil, de sonido más pop, el enérgico rock de Uber puber, otro ejercicio de pop en Perdido, el acústico Milo, Saturno y el río, y ahora la épica power-ballad Pensamientos. Un hit tras otro.

Los demás temas se conocieron hace tres semanas, por ejemplo el rock moderno de Kamikaze, el folk de Va ser difícil olvidar y el aire a Metallica de Jinetes cromados, todos ingredientes de un gran disco de rock queda los muestra en gran forma.

Mirá quién se sumó a tocar

La sorpresa es la aparición de Enanitos Verdes como únicos invitados del álbum. Marciano Cantero y Felipe Staiti aportan voz y guitarra en Volver a casa, una idea que surgió en el estudio cuando terminaron de grabar la canción. Un amigo comentó que sería ideal invitar a los Enanitos porque la música y la letra le remitía a la legendaria y exitosa banda mendocina.

Pato conocía al guitarrista de viejas zapadas juntos, así que les escribió y les encantó el tema. “Felipe hizo un solo hermoso y la voz de Marciano es inconfundible, con un timbre que te pone en situación de rock nacional,” dice.

La maquina de hacer hits: uno por uno, fueron apareciendo los primeros nuevos temas y se convirtieron en disco. Foto: FernandodelaOrden

-¿Cuál era el plan cuando sacaron el primer single?

Pato: Eventualmente era sacar el disco completo, pero estábamos en el estudio y el tema nuevo lo queríamos sacar ya. Simplemente aprovechamos que hoy se puede subir el tema enseguida a Spotify.

Guido: Nos pasaba eso, que queríamos tocar Como un diamante. Después, con la pandemia aparecieron más canciones. Todo el tiempo aparecen temas, y cuando los lanzás te genera un espacio y te baja otra data.

El terror de todo músico es el miedo a que no se te ocurra nada nuevo, pero por suerte no nos pasa y estamos todo el día tocando y generando. Lo que sí ocurrió durante la pandemia es que sacamos un tema detrás de otro.

Un Late Night Show de entrecasa

-¿Cómo fue la dinámica en pandemia?

Pato: Como a todos, durante las primeras semanas fue como estar de vacaciones y pensábamos que no iba a durar mucho más. Y de golpe empezaron a pasar los días, así que armamos nuestro centro de operaciones en el estudio.

Hicimos cosas por Twitch y armamos una especie de Late Night Show todos los viernes, donde nos sentábamos a charlar, tocar, escuchar música y hablar de otras cosas. Después dijimos de empezar con el disco nuevamente. Reabrimos las mezclas, empezamos a grabar y arrancamos.

-¿Se adaptaron a hacer shows por streaming, sin público presente?

Guido: Es una experiencia distinta. No puedo decir que los odio ni que los amo. Me gusta y no me desagrada. No es un concierto, no es un ensayo ni tampoco es material grabado y editado. Es en vivo, con gente que te está viendo a través de un streaming mientras vos estás con la intimidad de tu banda.

Es una experiencia rara porque estás solito pero sabés que del otro lado hay un montón de gente. Sin dudas que es mejor un concierto tradicional en vivo.

-Hoy se mueven entre los número uno como pares. ¿Hubo algún momento donde los miraban con más distancia?

Pato: ¡Es que éramos muy chicos para hacer lo que estábamos haciendo en 2005! De golpe tuvimos mucho éxito y estábamos tocando con Las Pelotas y un montón de bandas que eran de otra generación, casi dos generaciones abajo. Así que al principio la edad estaba medio dispar, pero con el tiempo se empieza a empatar la cosa. Siempre tuvimos cariño y buena relación con los músicos que admirábamos.

-¿Ven algún rastro o referencia la pandemia en las letras nuevas?

Pato: Lo sentí en algunos comentarios de la gente cuando escuchó el disco. Quizás hay un sentimiento de final, de que algo pasó y el final está cerca.

Los hermanos Sardelli armaron durante la pandemia un Late Night Show casero. Foto: Fernando de la Orden

Guido: Cuando hacemos referencia a algo del mundo no es sobre la pandemia sino una visión del mundo que hoy estamos atravesando. Quizás la pandemia es de las cosas que a mí menos me preocupan del mundo actual, porque hay cosas bastante peores como el poder de las corporaciones tecnológicas que tienen acceso total e indiscriminado a absolutamente todos los aspectos de tu vida.

Gastón: El mundo es como un Titanic donde la pandemia es la puntita de un iceberg chiquito que te tocó pero no te hundió.

Cuáles son los shows claves de la historia de Airbag

Gastón: El primer Luna Park que hicimos, por la sensación de “¡Wow, llegamos al Luna!”. Fue en 2006. Fue un show clave para la psiquis.

Guido: Cuando reabrimos Obras, porque fue tan caótico que me encantó. Por donde los vieras fue un caos, pero la verdad es que se vio muy bueno y en la gente quedó un recuerdo increíble que hasta el día de hoy me lo dicen.

El Cosquín Rock 2020 tuvo en Airbag a una de las primeras bandas de gran convocatoria. Foto: SEPIA FOTOAGENCIA

Pato: Un Gran Rex del 2011, que fue un poco una vuelta nuestra a los escenarios después de un parate bastante largo y tortuoso. Fue un show clave y por eso me gusta ahora volver al Rex, porque fue especial.

Airbag presenta “Al parecer todo ha sido una trampa” viernes 5 de octubre a las 20.30, y sábado 6 y domingo 7 a las 20, en el Teatro Gran Rex (Av. Corrientes 857), con entradas a la venta a través de Ticketek, desde $1300.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA