Sinopharm para chicos: quiénes son los argentinos que más la aceptan y quiénes dudan

0
68
sinopharm-para-chicos:-quienes-son-los-argentinos-que-mas-la-aceptan-y-quienes-dudan

Este jueves, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, se mostró sorprendido por lo que podría considerarse un ritmo “parsimonioso” en el empadronamiento para la vacunación pediátrica contra el Covid. En diálogo con el programa De acá en más (Urbana Play), explicó que 4 de cada 10 chicos de 3 a 11 años no están siendo enrolados en Buenos Aires. ¿Es para preocuparse? ¿Qué ocurre en las otras provincias?

La pregunta importa porque los chicos y adolescentes son los grupos en los que (aun con la curva “optimista” de estos días) más vienen creciendo los casos de Covid. El virus sigue una regla ya conocida por todos: correr por donde “puede”, es decir, por los canales libres en la población con menor proporción de inmunizados.

De los chicos de 3 a 11, el 37% inició el esquema contra el SARS-CoV-2. ¿Es poco o mucho para el tiempo que lleva la campaña en Argentina? Depende. Mientras provincias como Buenos Aires arrancaron la vacunación pediátrica hace un mes, Tucumán, por ejemplo, lo hizo hace solo diez días.

En cualquier caso, una radiografía de la demanda de turnos y la asistencia a los vacunatorios permitirá tomar conciencia de los efectos que podría haber generado el cuestionamiento de la Sociedad Argentina de Pediatría cuando hace un mes señaló la escasa evidencia compartida por las autoridades sobre el uso pediátrico de Sinopharm. 

Esa desinteligencia en la forma de comunicar desde el Gobierno a la población no solo vio entonces sino también ahora, cuando se está generando un revuelo -de dimensiones todavía difíciles de medir- respecto de los tiempos reales en que se usó la vacuna en chicos de China. Esto, más allá del reaseguro local que debería seguir ofreciendo a las familias el hecho de que la ANMAT haya aprobado el fármaco para ese segmento.

Cifras

La pregunta de en qué medida las familias con chicos están aceptando la vacunación pediátrica no tiene, por ahora, una sola respuesta.

Una nena de 7 años vacunada en Mendoza. Foto: Orlando Pelichotti

Algunas provincias optaron por la libre demanda de las vacunas, sin la necesidad de pasar por el “turnero”. La gente se acerca a las postas y hace la cola.

Además, algunas jurisdicciones acompañaron esa propuesta con una descentralizaron de la vacunación. Es decir que no solo se vacuna en las típicas postas “Covid” sino también en los vacunatorios usuales de cada municipio.

Es el caso de Tucumán, contó la ministra de Salud de esa provincia, Rossana Chahla: “Empezamos hace diez días y tenemos 120.000 chicos vacunados con una dosis. Es decir, el 40% de los de 3 a 11 años. Y vamos a las escuelas también: les mandamos una nota a las familias con la fecha y se acerca alguno de los padres para acompañar”.

Ese avance veloz parece comparable al de Santa Fe, desde donde la ex ministra de Salud Andrea Uboldi, infectóloga, pediatra y miembro de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn), aseguró que “marcha muy bien y que lo interesante en esta etapa sería empezar a descentralizar: volver a los centros de vacunación tradicionales y vacunatorios, recuperar los esquemas de calendario y flexibilizar sin turnos, con demanda espontánea”.

Dijo que justamente eso está haciendo la ciudad de Rosario, y explicaría el mayor alcance de la cobertura.

Un chico de 4 años vacunado contra el Covid en Buenos Aires. Foto: Reuters

Según las autoridades, el enrolamiento en Santa Fe ronda el 74% y la vacunación, el 40%. En realidad, si se toman las proyecciones poblacionales del INDEC (que elevan un poco más esa población, en comparación al cálculo del gobierno provincial), los enrolados bajarían al 62%. Como sea, son cifras notables en comparación a otras jurisdicciones.

En Buenos Aires solo el 27% se dio la primera inyección, más allá de que el 58% se registró para hacerlo. En la ciudad de Buenos Aires, donde la campaña pediátrica empezó más tarde, el 28,8% se vacunó con una dosis y la mitad están enrolados.

Mendoza, una provincia con una población pediátrica casi tan grande como la de la ciudad de Buenos Aires (casi 300.000 y unos 360.000, respectivamente, según las proyecciones) está en una situación bastante peor: solo el 40% está enrolado y el 8,7%, vacunado.

Sin embargo, Iris Aguilar, jefa del departamento de Inmunizaciones de Mendoza, se mostró muy optimista, en diálogo con Clarín. Admitió que el registro y el proceso de vacunación en chicos “es más lento”, en comparación a los adultos, pero dijo que “viene muy bien”.

Mendoza es la provincia con menos chicos vacunados hasta ahora. Le sigue Entre Ríos (menos del 12%), Misiones (12,6%), Chubut (13,3%) y Chaco (15%).

En el “top 5” de las que tienen más chicos vacunados están La Rioja (42,6%), Santiago del Estero (39,8%), San Luis (39,2%), Río Negro (36%) y Tierra del Fuego (34,5%).

¿Habrá un techo más bajo en la cobertura de este segmento? La ministra de Salud de Tucumán esperanza diciendo que no. O al menos, tiene la expectativa de llegar al 70% de los chicos de su provincia. Con dos dosis y antes de que terminen las clases.

PS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA