Comenzó el cortejo fúnebre del kiosquero asesinado en Ramos Mejía

0
40
comenzo-el-cortejo-funebre-del-kiosquero-asesinado-en-ramos-mejia

Entre las cinco de la tarde del martes y las nueve de la mañana de este miércoles se llevó a cabo el velorio de Roberto Sabo, el kiosquero brutalmente asesinado en Ramos Mejía mientras atendía su local.

Ahora parte el cortejo fúnebre desde la sala velatoria rumbo al Cementerio Municipal de Morón, donde se llevará a cabo la inhumación.

En un primer vehículo se trasladaban sus familiares: sus padres y sus hijos, Tomás y Nicolás, quienes en las últimas horas mostraron frente a las cámaras de televisión su inmenso dolor, su enojo por la falta de seguridad y su reclamo de justicia por la vida de Roberto.

Acompañan el cortejo decenas de autos con amigos, familiares y vecinos, que en las últimas 72 horas se unieron en los reclamos a la dirigencia política.

“Se que muchos clientes lo querían mucho. El que quiera pasar a despedirlo y dejarle un mensaje es más que bienvenido“, se lee en la invitación de la familia de Roberto.

Pedro Sabo, el padre del kiosquero asesinado en Ramos Mejía. Foto Guillermo Rodriguez Adami.

Pedro Sabo, el padre del kiosquero asesinado, dijo en la puerta de la cochería que a su hijo “la gente en este momento lo está recordando con cariño, siempre lo tienen presente”.

“Dicen que van a poner un santuario frente al kiosco y no estaría mal porque hace cuarenta años que estamos en la cuadra”, expresó el hombre.

Familiares, amigos y vecinos despiden a Roberto Sabo. Foto: Guillermo Rodriguez Adami.

A su vez, Pedro contó que estuvo reunido con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, a quien le pidió “que pongan seguridad en el kiosco”.

El cuerpo de Sabo fue entregado este martes a la familia luego de haber sido sometido a una autopsia, examen que indicó que la víctima recibió cuatro disparos de un arma calibre .22 en la zona del tórax, lo que le produjo la muerte casi en el momento.

Incidentes en la marcha

“Seguridad”, “Queremos justicia”, “Roberto presente”, “Asesinos”. Con esas consignas, aplausos y gritos, miles de vecinos de Ramos Mejía marcharon este lunes por el crimen de Roberto Sabo (48), el kiosquero asesinado ayer mientras atendía su “Drugstore Pato” a 300 metros de la comisaría.

Tras horas de tensión, cerca de las 20.30 hubo incidentes. Un grupo de manifestantes arrojó botellas, palos y hasta petardos contra los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos. Hubo tironeos por una bandera y un policía fue retirado herido.

Masiva marcha por el crimen del kiosquero en Ramos Mejía: hubo incidentes y la policía tiró gases lacrimógenos. Foto: Rafael Mario Quinteros

La movilización había comenzado poco antes de las 19, desde la puerta del local hasta la comisaría 2da de Ramos Mejía. Pero al llegar a la esquina no pudieron avanzar: un vallado los detenía.

Los manifestantes tiraron el cerco al piso e intentaron avanzar. Los agentes formaron un cordón y quedaron cara a cara con los manifestantes. Hubo empujones y momentos de tensión. Los vecinos -muchos de ellos adultos mayores- comenzaron a forcejear para pasar del otro lado.

Hubo forcejeos entre los manifestantes y la policía, que impedía el paso hacia la comisaría.

LGP​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA