“Hice de viajar una forma de vida”: Mario Markic cuenta los secretos de la nueva temporada de “En el camino”

0
39
“hice-de-viajar-una-forma-de-vida”:-mario-markic-cuenta-los-secretos-de-la-nueva-temporada-de-“en-el-camino”

En diálogo con TN Show, el conductor reflexiona sobre los 26 años que lleva al frente del ciclo y explica cuáles son sus motivaciones para seguir recorriendo la Argentina en busca de historias.

Mario Markic vuelve a recorrer la Argentina en búsqueda de nuevas historias. (Foto: TN)

Hace 26 años que Mario Markic sale a buscar historias En el Camino (TN). El paso del tiempo no cambió sus ganas de descubrir lugares y conocer personas. Su curiosidad por cada rincón de la Argentina y su afán por reflejar las distintas idiosincrasias vuelven al programa una experiencia gratificante para el espectador. “Es como un vaso con agua, nunca te va a caer mal”, asegura el periodista en diálogo con TN Show.

El ciclo volverá al aire este viernes y los domingos a las 22, pero la emisión de este fin de semana se correrá al sábado para no interferir con la transmisión de las elecciones legislativas. Dadas las restricciones sanitarias de los últimos dos años, Markic reconoce que viajar se volvió tan necesario como complicado. “La pandemia puso en peligro nuestra continuidad. Ahora vuelve a ponerse en marcha la máquina, pero no es inmediato porque todavía no están normalizados los vuelos”, explica.

Lee también. Lo que queda de los viajes: los faros y los naufragios.

Cómo será la nueva temporada de “En el camino”, el programa conducido por Mario Markic

A lo largo de esta nueva temporada se verán recorridos por los Esteros del Iberá, el Camino Real de Córdoba, Catamarca y La Rioja. Sin embargo los televidentes no solo descubrirán paisajes, también volverá a estar presente el placer de adentrarse en nuestro pasado. Entre las propuestas estarán los secretos de la Batalla de la Vuelta de Obligado y un paseo por los pueblos bonaerenses donde hay obras del arquitecto Francisco Salamone.

La aventura volverá a estar presente en una nueva temporada de “En el Camino”. (Foto: TN)

“El programa tiene una paleta de virtudes, según lo que vos estés buscando: te puede gustar como trabajó el editor; te puede gustar mi guion, mi locución; el trabajo de cámaras; la historia o los personajes. No puede fallar y nunca va a resultar nocivo”, sostiene el periodista viajero.

Viajar, una forma de vida para Mario Markic

Cuando empezó En el Camino no había programas dedicados a recorrer el mundo y era impensado que una persona pudiera compartir videos de sus viajes. Fue en ese terreno inexplotado donde el ciclo creó su propia fórmula, apoyada en la impronta de Markic. “Para la tele era inimaginable. Era muy caro de gestionar y transportar las herramientas necesarias. Yo saqué aprendizajes de periodistas de la gráfica, leía las crónicas que hacía Chiche Gelblung y Alfredo Serra”, rememora el conductor.

Una vez que el programa se puso en marcha, viajar se transformó en una forma de vida para Mario. “Cuando empecé a hacer periodismo hacía lo que me decían mis jefes, pero con el tiempo empezaron los viajes y se transformaron en una droga muy adictiva. Descubría algo y ya pensaba en lo siguiente”, apuntó. Y agregó: “Yo hice de esto un desafío como periodista”.

Markic no se vanagloria de su trayectoria. Sin embargo, valora cómo logró que su carrera tomara el rumbo que deseaba: “A veces alguien se instala en una zona de confort o no tiene posibilidad de elegir. Lo mío fue una elección y me congratulo, me siento orgulloso de eso”. Lo más importante no fue adueñarse de un espacio, sino saber cómo enriquecer su trabajo para mostrar “todos los países que existen dentro de la Argentina”.

“Si yo no fuera de nacimiento un tipo provinciano como soy, no lo podría lograr. También aprendí mucho de psicología y también sé que estoy actuando. Fui adquiriendo experiencia para llegarle a la gente. Yo tengo que lograr rápidamente que la gente se brinde y no me mienta, lo cual no es para nada sencillo”, reflexiona.

Un vuelo a ninguna parte y un viaje al corazón de la Amazonas: dos experiencias que marcaron a Mario Markic

Desde el debut del programa, Markic contempló paisajes impresionantes y estructuras grandiosas. Pero no todo pasa por los ojos. Lo que más marcó al periodista fueron los encuentros con las personas. “Hablar con gente que está virgen de los medios es maravilloso para un periodista. La escuchás y sabés que no te miente. Yo tengo miles de notas hechas a políticos y puedo decirte cuando mienten. A esta altura del camino lo que más valoro son las cosas reales, carnales, humanas”, expone.

Fueron tantas las experiencias movilizadoras que considera imposible armar un top ten de sus viajes. Igualmente hay momentos que destaca, como por ejemplo un viaje en avión a ninguna parte: “Estuve en un vuelo con gente que quería ver de cerca al Cometa Halley. No sé dónde estuve solo sé que pasé tres horas en el aire y no vi nada… la gente comentaba que lo había visto porque le daba vergüenza admitir que no después de lo que pagó. Fue una gran chantada, pero maravillosa”.

A la hora de mencionar una emisión bisagra de En el camino, el conductor no duda: la visita al pueblo que fundó Henry Ford en Sudamérica. “Alrededor de 1920, él estaba muy enojado porque tenía que comprarles el caucho para hacer los neumáticos a los ingleses. Así que le alquiló a Brasil una superficie en el corazón de la Amazonas tan grande como Córdoba. Trajo todo el pueblo prefabricado en dos barcos gigantes y fundó Fordlandia”, explica.

Y agrega: “Él arrasó con la selva y plantó una plantita al lado de la otra. Todo muy industrial. Liquidó todo e intentó montar una línea de producción, pero la selva le devolvió con una bofetada tanta arrogancia. Un día vino una peste y contagió toda la plantación. Fue el único fracaso de Henry Ford”.

Lee también. Telenoche | Mario Markic sobre Diego Maradona: “Dios ha muerto, el amor no”.

Fue justamente esas postales las que logró capturar con todo el equipo del ciclo: un pueblo fantasma y la respuesta de la naturaleza. “Parecía como si hubiera sido arrasado por una bomba neutrónica. Había autos y camiones que estaban en el medio de los árboles y los pocos habitantes estaban dispersos. Ellos no tocaban las instalaciones porque temían a los fantasmas. Incluso, hablé con mujeres que lloraban esperando que regrese Ford y cambie las cosas”, señala.

Ese informe consiguió el segundo premio en el Festival de periodismo de Nueva York, un galardón que Markic celebra por una cuestión en particular: logró visibilizar una historia totalmente desconocida. “Es una nota que mezcló aventura y conocimiento”, concluye.

El uso de drones y un nuevo recorrido federal: así va a ser la nueva temporada de “En el camino”

En el camino se renueva sin perder su esencia. Una de las novedades es la incorporación de nueva tecnología. “Creo que un programa que se caracteriza por la belleza visual no podía dejarlo de lado el uso de drones. Redimensionan mi propia mirada. Vengo de hacer obras monumentales de un arquitecto de La Pampa, cementerios, casa de Gobierno y otorgan una perspectiva tremenda”, explica Markic.

Una de las obras del arquitecto Francisco Salamone que se verán en “En el Camino”. (Foto: Instagram / mgmarkic)

Las nuevas herramientas sirven para que los 10 programas nuevos que saldrán al aire se conviertan en una invitación a viajar desde el sillón. “Yo que estuve en el Amazonas, te puedo decir que vi más animales en los Esteros del Iberá. Al ser todo plano se puede ver a los yacarés, los carpinchos… y el drone le da grandiosidad a todo eso”, relata.

Al término de la entrevista, el periodista cuenta que le encantaría revisitar lugares a los que registró con viejos recursos. “A veces me dan ganas de repetir un destino y contar algo distinto en ultra HD”, admite. Una idea que tiene el mismo propósito que guio a toda su carrera: tomar una historia ordinaria y transformarla en algo extraordinario.