Por qué el déficit fiscal y el tipo de cambio son claves para lograr un acuerdo con el FMI

0
37
por-que-el-deficit-fiscal-y-el-tipo-de-cambio-son-claves-para-lograr-un-acuerdo-con-el-fmi

Claudio Loser, ex director del FMI para el Hemisferio Occidental dijo que déficit fiscal, emisión monetaria y tipo de cambio son temas esenciales en las negociaciones que está encarando el Gobierno con el organismo de crédito.

En declaraciones a AM 990, el economista explicó que “quizás el Fondo le pueda hacer a la Argentina una reducción, no de la reestructuración, sino del programa económico”.

Loser consideró que se debe tratar de un “programa donde la parte fiscal es un elemento central y donde la emisión monetaria, que tiene que ver con el déficit fiscal y con préstamos que se puedan haber estado dando por todos lados, tienen que controlarse”.  Además, sostuvo que “se debe mirar el tipo de cambio. Esos son los elementos esenciales para ponerse a hablar y negociar”.

José Luis Espert: “Sin acuerdo con el FMI nos prendemos fuego a lo bonzo”.

También aclaró que “tiene que sentarse a negociar, porque no es que se presenta un programa y listo”. Advirtió que ese tipo de  negociaciones “llevan mucho tiempo”, y dijo que “debe haber una hoja de cálculo, pero hay que sentarse a darle vida a eso”.

“Hay que ver cuán desordenada está la situación actual derivada del período preelectoral, donde se estuvieron entregando regalitos por acá y por allá, con un tipo de cambio muy complicado”, advirtió. Explicó que “todo eso hay que ponerlo adentro y tenerlo en cuenta. No es cuestión de imaginar números”.

Qué se sabe del “Programa económico plurianual” que el Gobierno enviará al Congreso

Plan plurianual y credibilidad

Con respecto al anuncio de Alberto Fernández de la presentación de un plan plurianual que incluya un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Gabriel Torres, Vice President – Senior Credit Officer de Moody’s Investors Service, opinó que “la aprobación de un plan económico creíble con el apoyo del FMI sería positivo en términos crediticios para la Argentina, golpeada desde hace años por la creciente inflación, el elevado déficit fiscal financiado mediante emisión monetaria y la falta de acceso a los mercados”.

Sin embargo, Torres advierte que “incluso si Argentina llegara a un nuevo acuerdo con el FMI, el riesgo de que no se cumplan las metas fijadas seguirá siendo elevado. En particular, las divisiones políticas dentro de la coalición gobernante probablemente debilitarán la capacidad del gobierno para adoptar medidas que resulten eficaces para reducir los grandes desequilibrios macroeconómicos del país”.

La Argentina debe pagarle al FMI US$ 5.858 al FMI entre diciembre y marzo.

En ese sentido, desde la Consultora LCG, consideran que la credibilidad de una meta plurianual presupuestaria es nula. “La credibilidad se construye y no se puede tomar prestada a ningún agente, ni siquiera al FMI. Por lo tanto, el plan de estabilización deberá ser cauteloso con las promesas de reducción de brecha e inflación, dado que estos problemas no se resolverán hasta mejorar la credibilidad en la capacidad de llevar adelante un ajuste fiscal mal que le pese esa palabra al oficialismo y para esto se necesita tiempo y disciplina”.  

Para LCG, “Argentina tendrá que convivir con alta inflación por los próximos años. Evitar el atraso cambiario y tarifario ubicará a la economía en una inflación superior al 50% que cerrará en 2021″.

Tipo de cambio

El economista Orlando Ferreres dijo no esperar que se llegue a una megadevaluación, pero estimó que el Gobierno deberá aplicar correcciones al tipo de cambio.  Hizo notar el daño que provoca la brecha cambiaria alta entre el dólar libre y el oficial.

Pronosticó que las devaluaciones “podrían ser de hasta 5% a 6% por mes, entre diciembre y los primeros meses de 2022, para después normalizarse”. Pero advirtió que la inflación del año que viene sería similar a la de este año, de alrededor del 50% anual.

“La economía de los próximos 2 años será muy difícil, por el mal momento que estamos atravesando actualmente y la falta de perspectiva para el país que va tomando el gobierno en las diferentes medidas aplicadas, que van en realidad en contra de lo que un economista acostumbrado a prever la realidad puede establecer”, señaló.

LM / ds

También te puede interesar