Asfixiado en La Plata: el detalle en la ropa que ocultaba el crimen y qué dice la clínica

0
61
asfixiado-en-la-plata:-el-detalle-en-la-ropa-que-ocultaba-el-crimen-y-que-dice-la-clinica

Un gesto fraternal en medio del adiós definitivo resultó la llave para descubrir un crimen por ahora misterioso. Ocurrió cerca de la medianoche del sábado cuando una de las hermanas de Héctor González (68), el hombre que fue ahorcado pero intentaron simular una muerte natural, trató de acomodar el cuello de la camisa, mientras lo despedían sus íntimos en una casa velatoria.

Gladys González desprendió el último botón de la prenda y allí pudo ver las marcas de una lesión hasta ese momento oculta y desconocida para los familiares. “Pretendía que su figura quedara prolijo en ese triste momento”, recordó la mujer.

La hermana advirtió las heridas tapadas y pidió la intervención de los responsables de la funeraria. Entonces hubo conmoción y la ceremonia se alteró: los empleados de la cochería recomendaron llamar a la Policía y el velorio se suspendió.

Dos días después, la Justicia constató a partir de una autopsia, que González murió por “asfixia por estrangulamiento mecánico”. Y ahora todas las sospechas se trasladaron hasta el instituto sanitario donde el jubilado estuvo internado los últimos cuatro años de su vida.

González fue trabajador de la Municipalidad de La Plata. No tiene hijos y vivió hasta mediados de la década pasada con su madre en una casa del barrio San Carlos, al noroeste del centro de la capital provincial.

Cuando la mujer murió, comenzaron a agravarse los síntomas de una enfermedad mental que comenzó a afectarlo y tuvieron que internarlo.

El diagnóstico era esquizofrenia y la obra social de los jubilados habilitó un plan para que sea atendido en la clínica Santa Teresa de Avila, ubicada en 61 entre 1 y 2.

La fiscalía a cargo de Betina Lacki que lleva la investigación pidió testimonios y documentación al establecimiento. Un responsable de ese centro asistencial le dijo a Clarín que “desde aquí el caso fue una muerte por insuficiencia respiratoria. Y de ninguna manera entregamos el cuerpo con el cuello de la camisa cerrado hasta el último botón”.

El profesional encargado de una de las áreas médicas explicó que González fue hallado muerto en uno de los sanitarios. Que fue evaluado y le notificaron el caso a los familiares.

En el Santa Teresa de Avila permanecen internados otros 30 pacientes. “Existe cierta preocupación de los allegados, pero nos comunicamos con todos para decirles que el servicio continúa y que no existe riesgo para ellos”, dijeron en el instituto.

El neuropsiquiátrico funciona desde principios de la década del 90 y tiene convenios con obras sociales privadas y estatales. Por el momento no tienen una comunicación oficial de la fiscalía sobre el resultado de la autopsia.

No obstante, “estamos dispuestos a colaborar con todo lo que nos pidan porque queremos aclarar esta situación confusa. Somos los primeros interesados en que eso ocurra. Confiamos en todo el cuerpo profesional”, dijeron en una charla con este diario.

Lacki tiene previsto convocar a trabajadores, médicos y administrativos para conseguir testimonios. “La clínica es el lugar donde se sospecha que ocurrió un hecho de derivaciones penales, de manera que no van a ser notificados de ningún procedimiento. Estamos investigando para descubrir qué pasó, cómo pasó y quién/es son los responsables”, dijeron fuentes judiciales este martes.

Héctor González vivió siempre en la capital provincial. Se crió con sus cuatro hermanos (un hombre y tres mujeres) en una casona de la zona de 132 y 526, cerca del estadio Unico “Diego Maradona” de La Plata.

Fue empleado municipal y se jubiló hace casi 15 años. Desde entonces se dedicó a cuidar a sus padres ancianos.

“Estaba bien, lo visitaban sus hermanas y a veces sus sobrinos casi todas las semanas. Estaba muy contento por la reapertura de los contactos presenciales después de pasarla mal en la pandemia”, le dijo Samanta Adorno, hija de una hermana de Héctor a Clarín.

Un gesto de coquetería, una expresión amorosa de la familia en medio del homenaje póstumo abrió las puertas del misterio para los íntimos del jubilado municipal.

Ahora esperan que la Justicia aporte claridad para despedirlo como pretendían ese sábado cuando el velatorio silencioso trastocó en un incidente policial.

La Plata (Corresponsalía)

PS​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA